Rumbo al desastre

rumbo

Decepción en Copenhague. Se han lucido los organizadores. Primero no cabían todos, así que los líderes de la lucha contra el cambio climático se quedan en la calle, mientras los responsables políticos, en palabras de Leonardo Boff, ponen rumbo al desastre:

El presidente Lula, en su intervención en el día mismo de la clausura, el 18 de diciembre, fue el único que vino a decir la verdad: “Nos ha faltado inteligencia”, porque los poderosos prefirieron negociar ventajas a salvar la vida de la Tierra y los seres humanos. Obama no aportó nada nuevo. Fue imperial, al imponer minuciosas condiciones a los pobres.

Y después, la represión policial y la detención de los activistas que se colaron en la cena y desplegaron una pancarta que decía:

Los políticos hablan, los líderes actúan

Los cuatro detenidos continúan en prisión preventiva, en régimen de aislamiento y sin juicio, desde el pasado jueves, como si fueran peligrosos criminales.

El cambio climático es una realidad que afecta a millones de personas en los países más pobres. Presionaremos a las autoridades hasta que aprueben una ley sobre el recorte de emisiones de CO2 del 40% hasta 2020 y el 80% hasta 2050. Si estás de acuerdo puedes firmar aquí.

El delfín lo he tomado prestado de Burica Press.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *