Garza

Para María Cristina, que se compró una burra para ir de Jerez a Sanlúcar, y salvó a una garza cerca de París. Esta es la historia que me envió y que reproduzco con su permiso: